sábado, 24 de septiembre de 2011

Pero sabes que no me gustan las mentiras.

Mentiría si dijera que odio cuando me miras, porque aunque te diga que me intimida que me mires, me encanta, al igual que me encanta que me digas que no puedes evitar mirarme. Mentiría si dijera que no tengo sentimientos hacia ti, porque aunque no nos conozcamos de mucho, lo poco que te conozco me encanta. Mentiría si dijera que no me gusta que me toques el culo, porque sin duda no hay cosa que más me guste. También mentiría si dijera que no soporto ir a tu casa a ver otra movida en el ordenador, porque nunca me ha gustado tanto estar en la casa de nadie. Pero ya sabes que no me gustan las mentiras. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario